Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

martes, 30 de marzo de 2010

Bicheando por aquí, he visto un video en el cual una perra adopto a dos cachorros de león. No le rindo las ganancias, pobre

Yo reconozco que a mi los leones me dan miedo, es mas, de las pocas pesadillas que recuerdo, entre las muchas que tengo, son con leones. Incluso verlos en un documental sestero, me crea desasosiego. Y tal vez, cuando me haya perdido aun mas el respeto a mi mismo, cuente una anécdota de leones.

Los leones son muy bonitos, impresionantes, pero aun siendo el único felino social, la violencia intraespecifica es brutal. Un león macho matara sin contemplaciones a cualquier cachorro que no sea hijo suyo, una leona si encuentra unos cachorros y si estos no son hijos, nietos, hermanos o primos de ella, los matara igualmente, ni que decir tiene si los cachorros son de guepardo, leopardo etc.. Y no para comérselos. Jamás adoptara a unos cachorros que no sean algo de ella, no como la simpática perrita del video. Las peleas entre leones machos son a muerte, y si no se produce esta es por uno de ellos sale pitando.

Tal vez los lobos y los perros lo hagan, pero los leones, no… al menos no en libertad

Y no estoy diciendo que los leones son malos, para nada. Los leones son leones, y no pueden ser otra cosa.

Son leones, como las serpientes son serpientes, los búhos, búhos, y los sapos no podemos ser príncipes por muchos lametones que nos den.

Cada ser tiene su naturaleza y no verlo es un grave error, que siempre nos perjudicara… a ambos, al ser, y al quien no quiera verlo como tal.

Podemos admirarlos, quererlos, cuidarlos, pero jamás olvidar lo que son, leones

A mi me lo explico hace muchos años un chaval de la sabana. en muy pocas palabras…

“Los leones muerden”

Somos lo que somos, nada mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada