Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

martes, 18 de agosto de 2009

Estaba yo disfrutando de mi molicie y aburrimiento, tumbado en la hamaca sin otra cosa que hacer que levantar el bote de coca cola, y ver moverse las hojas de la palmera cercana. Cuando la voz de mi hija, a traición, sin miramientos, me dijo:

- Papaaaaaa, me aburroooo -

- ¿Y que quieres hacer? – conteste incauto

- Pues ir al cine

- Pero si le cine esta cerrado ahora – era por la mañana – y además ya has visto todas las “pelis”, ¿por que no sales a la piscina a jugar?

- Es que Daniel me salpica -

- Si lo hace, me avisas que te defiendo, y le salpico yo

Se queda pensando unos segundos, y dice:

- Vale, pero no hace falta que me defiendas, ya lo se hacer solita, tu cómprame una bolsa de patatas.

Me levante y me fui con ellos a “salpicar” a la piscina. No había patatas en la cocina

Mujeres, siempre consiguen sacarme de mi maravillosa molicie, hasta con cuatro años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada