Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

martes, 19 de mayo de 2009

Hoy he estado en un lugar dejado de la mano de Dios

Apenas recordado por Yahvé, maldito de los hombres

Donde el suelo es negro, viscoso, y caliente

Suelo solo hollado, solo recorrido por cauchos vulcanizados

Allí, donde el sol golpea con furia sobre el acero pintado

Madres desesperadas por abandono de sus hijos

Hombres aturdidos, expectantes, furiosos

Humanos que se miran, pero no hablan

Lugar de moscas, humos, nervios, y desesperación

Allí los planetas surgen de fosas faciales

Monstruos voraces resoplan gases pestilentes

Allí el tiempo no existe, no pasa, no cuenta

Un lugar donde hasta el mas mísero de los gusanos,

muere al cruzarlo, Muerte insignificante,

que solo deja una mancha sobre el ardiente suelo

Hoy he estado dos horas en el atasco de la M40

¡Manda güevos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada