Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

jueves, 14 de mayo de 2009

El frigorifico

Hace unos años, muchos años, me dio por hacer una “excursión “por el curso alto del Orinoco, ¡pero que intrépido era!

Eran los tiempos en que gobernaba Venezuela Carlos Andrés Pérez y el actual gorila dictador, se dedicaba a dar golpes de estado.

Después de dos días de navegación en canoa, jungla, bocadillos de mosquitos, y no quedar ni un calzoncillo seco, por la humedad ambiental ¡ehh! Llegamos a un mísero villorrio.

El panorama era el siguiente: moscas, neumáticos viejos, niños con el vientre hinchado, grandes ojos, y con muy poca alegría, mas moscas, casas míseras, perros sarnosos, y la malaria por todas partes.
¿El medico mas cercano?, a 100 Km., ¿La escuela? ¿Qué es eso? ¿Electricidad? La de los rayos, cuando caía tormenta. ¿Agua? Mucha, en el rio ¿Mortalidad infantil? El 47% antes de los 8 años, (bueno no se si esta era la cifra exacta, pero por ahí estaba)
.
Y al entrar en una de las casas, allí estaba, magnifico, omnipresente, un enorme frigorífico de dos cuerpos, con dispensador de hielos, que para mi casa lo querría ahora.
Era como un tótem, un ídolo, un dios de color blanco construido en el otro “mundo”, y con la misma utilidad, por falta de electricidad.
Y en otra casa, otro, y así en cada miserable chabola
Cuándo pregunte por semejante disparate, me explicaron que en las ultimas elecciones para gobernador del estado, el político de turno, prometió una nevera para cada hogar, y cosa rara, al ganar, cumplió. Luego me entere que el tal político era el importador de frigoríficos, ósea que cumplió, y naturalmente se forro.
¿Cuantos tratamientos para la malaria se hubieran podido pagar? O tal vez comprar una potabilizadora, o que un medico visitara al menos una vez al mes, y que se yo cuantas cosas mas

Ahora, en este “mundo” se ha prometido un ordenador personal para cada niño, ¿Para que?

Gafas, si las necesitan, no. Y si tienen los dientes torcidos, que sus papas se rasquen la bolsa, si es que les queda bolsa, Si el niño es duro de oído, y no oye al “profe”, pues nada que grite mas el “profe” que para eso esta.
¿Un ordenador para que?, si apenas nuestros hijos saben leer, salvo los SMS del ultimo modelo de móvil, con cámara, y rascador de espalda.
Un ordenador para un juzgado, que impida que un criminal, mate y viole a nuestros hijos, por causa que su expediente se apolilla entre toneladas de papel amarillento.

Hubo un tiempo, en que con una pizarra, una tiza y unos cuantos libros, aprendíamos. Eso si, era menos “lúdico” Vaya termino estupido, “lúdico”

¿Y quien los va a vender? Menudo negocio, ¿Y el sistema operativo? Mas negocio todavía, toda una generación “habituada” a un solo sistema.

Mi único consuelo es que sea una mentira mas, Como lo de los 400 euros, que yo por supuesto cobre, pero mi asistenta no, que su sueldo no alcanzaba la retención. O la renta de emancipación, que me vino muy bien para poder subir el alquiler a la chica que tengo de inquilina. O las vacaciones gratis, o los ascensores para todos, o la ley de dependencia sin dinero para aplicarla, etc. etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada