Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

martes, 26 de mayo de 2009

Hoy he estado en el “súper”, la compra semanal…

Conduciendo mi carro, entre en el súper con el habitual propósito de “tardar poco, gastar poco”, directo a frutas y verduras…

Llevaba unos vaqueros y una blusa blanca, morena, media melena, tenia caderas, pero caderas que en los vaqueros conferían un rotundidad atrayente.

No se como había llegado pero me encontraba en la sección de lácteos, cogi un paquete de yogures…

Era bajita, muy guapa, delgada, pelo corto negro, camiseta de tirantes que resaltaba un pecho proporcionado, minifalda o falda pantalón.

Estoy en la sección de higiene femenina… cojo un paquete de compresas…

Falda larga, escote generosísimo, casi una perdición para la vista, pelo largo, regordeta.

Productos de limpieza, meto en el carro dos botellas de lejía

Pelirroja, nada especial, salvo que sonreía, y con una sonrisa encantadora.

Otro paquete de yogures

Vi a la cajera, rubia, de tipo eslavo, que tanto me gusta

Me puse a la cola y cuando me llego el turno, pague, sin dejar de sonreír a la cajera eslava, sin fijarme lo que guardaba en las bolsas.

Llegue al coche, y entonces me di cuenta, soy un mal padre, mis hijos pasarían hambre por mi culpa, la perdición de un hogar…

Lo guarde todo, excepto el paquete de compresas, que tire a la papelera, a ver que puñetas iba yo a hacer con “eso”

Y volví al súper, con el habitual propósito de “tardar poco, gastar poco”, directo a frutas y verduras…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada