Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

lunes, 28 de septiembre de 2009

Maximiliano

Resultas de una consulta de tipo etimológico recibida, he recordado al escritor mexicano Maximiliano Porelmismo cuya curiosa vida merece ser recordada y resumida aquí.

Maximiliano, nació en la pobre aldea de Chochopelao del estado mexicano de Chihuahua, famoso por sus fieros perros, en el año de de 1866.

Sus padres, bueno su madre, su padre desde su nacimiento no abrió la boca mas, le pusieron el nombre de Maximiliano en honor del emperador de México, que por aquellos tiempos gobernaba el país, Aunque según otras versiones fue a debido a su nacimiento, de nalgas.

Este nombre le trajo muchos problemas durante su niñez provocando las burlas de los otros niños de la aldea. Aunque dichas burlas también pudieron deberse al grito que dio su madre dirigiéndose al marido, entre dolores terribles de parto, al darle a luz.

“¡Jodio capón! Si llega a ser tuyo, te echo cristales en las enchiladas”

Muy pronto Maximiliano destaco por una cualidad, su ausencia olfato, cosa que no ocurría a los que le rodeaban, Le rodeaban siempre por poco tiempo.

Maximiliano siempre tuvo mucha afición por la milicia y los problemas sociales de sus compatriotas, enrolándose como uno de los primeros acólitos de Emiliano Zapata. Con el famoso revolucionario formo parte de la junta de defensa de la tierra, Aunque nuestro Maximiliano nunca estuvo “junto” sino en habitación aparte

A las ordenes de Zapata destaco en la guerrilla. Destaco entre las tropas federales que siempre sabían cuando les iban a tender una emboscada los zapatistas, obligando a estos a atacar siempre contra el viento.

Muy destacada fue su acción en el asalto al pueblo de Mingachica, el cual por orden directa del mismo Zapata, ataco en vanguardia el solo, diez minutos antes que el resto de la tropa.

Pasados los diez minutos, y ante el silencio reinante Zapata mandó avanzar las tropas, y al llegar al pueblo encontraron, con gran decepción, que Maximiliano seguía vivo y las tropas federales habían huido en desbandada, dejando armas y pertrechos.

Esta acción inspiro la celebre ranchera, cantada por ambos bandos, titulada “Maximiliano que marrano”

Expongo como ejemplo la primera estrofa

Maximiliano que marrano
Nadie tener a su mano
Si le huelen los valentones
Se les marchitan los cojones

En sus memorias Maximiliano contó que al llegar al pueblo fue encañonado, ordenándosele levantar las manos, y al hacerlo, se produjo la celebre desbandada de los 1500 federales

Maximiliano durante esos años de revolución y aventuras caso con la celebre guerrillera Lupita “la chata” llamada así por su ausencia de nariz.
Lupita destaco mucho entre la milicia, creemos que por su habilidad para encontrar fruta, Ya que su otro apelativo “la de los grandes melones” así nos lo hace suponer.

Una vez terminada la guerra Maximiliano se retiro a las montañas, a escribir tratados de estrategia militar, Esto coincidió con la huida de los indios que aun habitaban las montañas.

Bibliografía de Maximiliano Porelmismo:

El aroma de la revolución
Manos a la nariz (autobiografica)
Si me abandono el desodorante, andaleee
Olores de mi tierra natal (poesía)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada