Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

jueves, 17 de abril de 2014

Hola Petirrojo



--  Hola petirrojo –
El petirrojo me miraba a un metro escaso de mí, mientras yo cavaba otro surco del huerto que no tendrá hortalizas este año. Solo lo hacía por hacer, pero mantener la cabeza fuera de todo, y sobretodo cansarme, cansarme mucho y poder dormir.
Se acerco mas, yo me quede quieto al principio para no asustarlo pero poco a poco me senté, el me miraba, con su ojo oscuro, y mucho descaro
-- Hola petirrojo – repetí  el saludo
El siguió mirándome con el mismo descaro de siempre, sin miedo
--  Anda que si llego a ser mala persona, a la distancia que estas te escacharro de un tozolón -
-- Bueno cuéntame ¿Qué buen augurio me traes hoy? –
El petirrojo dio un pequeño vuelo, y se poso a la misma distancia pero ya a mi izquierda y ahí nos quedamos mirándonos ambos.
Y entonces abrió el pico, y dijo:
-- Definitivamente humano, has perdido la chaveta, ahora también hablas con los pájaros,  ¿pero tú que te crees?  ¿San Francisco? – Y sin esperar mi respuesta añadió –  Además, ¿De dónde te sacas que nosotros los petirrojos  traemos buenos augurios?
-- Ya lo decían los romanos –
-- Yo no sé quiénes son esos señores, pero están equivocados, yo vengo porque remueves la tierra y sacas unos bichos muy ricos, ñam ñam –
-- ¿Entonces el verte no significa que me vaya a ocurrir algo bueno? –
-- ¡Pues no!  ¿Pero que bueno quieres que te ocurra? –
-- Que me quiera –
-- ¡Yo! ¿Estas loco? –
-- No, tu no, ella –
--¿Y quién es ella? – Pego otro saltito - ¡Ah! La humana que siempre citabas cuando me veías, y luego no hacías nada más –
-- Si –
-- Pues yo no puedo hacer nada, solo soy un petirrojo, como mucho puedo ir a verla, ¿Donde está? –
-- Muy lejos, en …….. –
-- ¡Hala! Hasta allí no puedo ir, y menos ahora que tengo a la parienta en el nido, con tres huevos preciosos, pero se lo puedo decir a mi primo que hable con otro primo de mas allá y así sucesivamente, lo que no te aseguro que el mensaje llegue igual, ya sabes cómo son estas cosas –
-- Da igual, con que vea un petirrojo, pensara en mí –
-- Pues lo hare, pero sigue cavando que la familia tiene hambre, y hoy no me sacas muchos bichos –

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada