Como canciones
tus palabras el recuerdo
me amanece

miércoles, 3 de junio de 2009

Me voy a comprar una cámara, no de gas, que también me tienta tener una, sino de fotos.

Me dirijo a la vieja tienda donde yo compre mi magnifica cámara óptica, y ahora inservible por obsoleta. Allí siempre me aconsejaron, allí me vendieron el zoom capaz de llegara a cualquier vecina, allí me sentí cómodo siempre. Allí hay ahora un McDonals.

Así que decido ir a una de esas grandes cadenas de “cacharros” de las que dicen que si no vas eres tonto.

Después de dar vueltas, y vueltas por la tienda, no como un tonto, si vas allí no eres tonto, por fin encuentro a un dependiente.

- Buenas querría una cámara digital
- En el pasillo de la derecha - dice con prisa
- ¡Ya! Pero yo querría que me indicaran.
- Lo siento, pero yo no soy de esa sección y no le puedo ayudar
- ¿Y quien puede?
- Pues el encargado hasta la una no viene.

Así que me marche, sin cámara.

Eso si, “Yo no soy tonto” fui a su tienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada